Ventajas de una vivienda sostenible y eficiente

viviendea_viviendas sostenibles

El mercado de la vivienda cada vez más se está abriendo a la eficiencia energética y a la búsqueda de hogares sostenibles, ya no sólo como una moda para ser más verdes y respetuosos con el medio ambiente sino porque a la larga resulta rentable.

Desde VIVIENDEA apostamos por las últimas tecnologías y eficiencia energética en las viviendas de obra nueva y rehabilitación que llevamos a cabo. Nuestro equipo se asegura la máxima calidad en los acabados y un mayor aislamiento térmico y acústico.

Además, uno de nuestros principios de VIVIENDEA es el de permitir configurar y personalizar los equipos y materiales de tu casa a tu manera. Por lo que, ofrecemos acuerdos para sistemas de ahorro de agua, cubiertas vegetales, geotermia e iluminación para conseguir un verdadero gasto inteligente.

Cabe destacar algunas ventajas concretas que lleva invertir en este tipo de viviendas:

1.- El valor de la vivienda se ajusta al alza

Es un hecho que el precio de un inmueble que apueste por sistemas que ahorren en las facturas va a tener más compradores que uno que no lo tiene. Y la vivienda acabará ajustándose al alza.

Además sabemos que invertir en sistemas que hacen eficiente a una vivienda suele requerir de un esfuerzo económico como es el caso de los paneles solares, los aislamientos, la iluminación de bajo consumo, la climatización. Pero a la larga sale rentable, tanto para el bolsillo como para revalorizar la vivienda para una posible venta.

2.- Un menor consumo es ahorro de dinero

En VIVIENDEA apostamos por el gasto inteligente, por lo que nuestras viviendas tienen la opción de llevar instaladas sistemas eficientes para conseguir ahorrar en las factura de energía.

Un ejemplo destacable es el dispositivo de ahorra de agua llamado NESS. La empresa Metrica6 ha desarrollado un sistema que es capaz de reducir hasta en un 40% la factura del agua y evitar el desperdicio de 800 litros por persona al mes. Mediante una combinación de 3 módulos: pulsador, bypass y bomba. De esta forma se consigue la recirculación del agua, permitiendo que ésta salga caliente de manera instantánea.

Con la instalación del dispositivo NESS conseguimos un ahorro en la factura del agua y también estamos ayudando al medio ambiente, por hacer un uso adecuado del agua.

Ahorrar agua con un solo gesto

3.- Protegemos el medioambiente

La tercera ventaja es sin duda dar un respiro al medio ambiente. Utilizando energías limpias y alternativas estamos apostando por un futuro mejor y más limpio. De esta forma la energía que se consume en el interior de los edificios podría reducir su impacto sobre el medio ambiente.

En este sentido, en uno de nuestros artículos anteriores, recordábamos los beneficios de las cubiertas ajardinadas y destacábamos que ayudan a reducir el calentamiento atmosférico urbano, humedeciendo el ambiente gracias a la transpiración de las plantas y el riego que mantiene húmedo todo el sustrato, creando así un clima más agradable.

Tan sencillo como el gesto de plantar un jardín en la terraza de tu edificio, reporta una inversión a medio plazo en el que se mejora la eficiencia energética del edificio ya que acaba siendo un aislamiento térmico natural.

Sin-titulo

  1. Un mayor confort y calidad de vida

La mayoría del tiempo lo pasamos en interiores, dentro de nuestra propia vivienda o trabajando en una oficina, por lo que es conveniente que sea confortable y nos aporte calidad de vida.

En este sentido, las viviendas sostenibles reducen la contaminación acústica lo que también repercute en vida saludable para las personas, a la vez que si utilizamos menos la calefacción y el aire acondicionado mejoramos la calidad del aire del interior.

  1. Mayor durabilidad

Estas viviendas sostenibles envejecen mejor ya que hay una mayor inversión y cuidado en los sistemas de mejora energética que en los tradicionales.

Desde VIVIENDEA hemos constatado que el 80% de nuestros usuarios estarían dispuestos en invertir en una vivienda con una mejor eficiencia energética. Por lo que lo tenemos claro, vale la pena invertir en eficiencia energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *